Historia

La historia de Lucerna tiene unos 1.300 años, cuando pasó de ser un pueblo de pescadores en algún momento alrededor del año 700 d.C. a ser una ciudad. Este cambio tuvo lugar durante la fundación del monasterio benedictino de San Leodegarm, momento en el que también obtuvo su nombre en latín: Luciaria.

Lucerna realmente comenzó a despuntar con la apertura de la ruta de San Gotardo en el siglo XIII, que unía la parte norte de Suiza con la parte de habla italiana, Ticino. Eso provocó que los comerciantes pudieran cruzar los Alpes y el comercio de Lucerna creciera.

Hacia el final del siglo XIII, Lucerna fue tomada por los Habsburgo (en 1291) y más tarde se uniría a la Confederación Suiza (en 1332). Lucerna siguió prosperando gracias a las mercancías enviadas desde Alemania desde el norte y a las enviadas desde el sur de Italia. Sin embargo, la ciudad fue casi destruida en 1601 cuando un terremoto sacudió el lago de Lucerna, lo que provocó la llegada de un tsunami de tres metros de altura sobre la ciudad. Este hecho provocó muchos muertos y destruyó numerosos edificios de la ciudad.

Otro acontecimiento importante en la historia de Lucerna fue la revuelta de los campesinos en el siglo XVII, en la que Lucerna fue un elemento clave en 1653. Hacia el final del siglo XVIII, Lucerna se convirtió en la capital de la República Helvética durante cinco años, hasta 1803, y casi 40 años después, en 1841, Lucerna abandonó momentaneamente la Confederación Suiza. Este acto desenmbocó en la guerra Sonderbund (en 1847), cuyo resultado hizo que Lucerna se uniera de nuevo a la Confederación un año más tarde.

Lucerna suguió prosperando en el ámbito comercial y especialmente en el turismo, donde la apertura del ferrocarril de San Gotardo en 1881 y la apertura del túnel de San Gotardo hicieron que gran parte del tráfico entre Italia y Alemania pasara por la ciudad. El establecimiento del transporte marítimo en el lago de Lucerna también tuvo un gran impacto en la ciudad.

  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter